9 estrategias para aumentar las interacciones en tus redes sociales profesionales

Deja de postear contenido al que no reacciona nadie. Siéntate, evalúa y toma alguna de estas decisiones estratégicas.

Roberto Rubio
Comunidad

Las estrategias que elijas deben estar alineadas con el tipo de público al que quieres llegar. ¿Buscas clientes nuevos o seguir encantando a los que ya tienes? Inicia desde ahí para tomar tus decisiones.

¿Te demoraste horas -quizás días- en crear un contenido para tus redes sociales que al final no tuvo ninguna interacción?

Esto ocurre más seguido de lo que crees, sobre todo si eres un profesional independiente que proviene de áreas como la medicina, el derecho o la contabilidad. 

Por lo general, estas carreras no te preparan para venderte, y mucho menos para adaptarte a los constantes cambios que exigen las plataformas de redes sociales y el marketing digital. 

Por eso, para que no sientas que estás avanzando a oscuras, con Encuadrado queremos compartirte nueve recursos que te podrían ayudar a crecer de mejor forma en tus redes.

Recuerda que estas son estrategias que sirven a largo plazo y cuya clave es la constancia.

El embudo de ventas: un fundamento del marketing digital

Cuando pienses en cómo llegar a tus clientes potenciales, imagina que el camino tiene forma de embudo: primero entra un montón de gente que pertenece a tu público objetivo, luego disminuyen a los que podrían ser prospectos y finalmente se quedan los que se convierten en clientes. 

Es una especie de filtro que se ve cerrando cada vez más.

El desafío al buscar interacciones en tus redes sociales es saber detectar a cuál tipo de público le corresponde cuál de las siguientes estrategias. Es diferente hablarle a tus nuevos seguidores –los del principio del embudo– que a aquellos que ya llevan un buen tiempo contigo –los que ya pasaron al final–.

Define cómo aplicarlas y también a quién aplicarlas:

1.- El principio de la curiosidad

A veces ser muy explícito y detallado con lo que vendes puede jugarte en contra.

Ya que el consumo de redes sociales es algo que todos hacemos de manera constante, es totalmente válido y recomendable no mostrar todo, sino que dosificar lo que estás ofreciendo. 

Al jugar con el misterio puedes generar más enganche y curiosidad por parte de tus seguidores.

Esto es lo que hacen las películas cuando te muestran un tráiler varios meses antes del estreno, y luego sólo liberan algunas pocas imágenes para que sigas atento al lanzamiento definitivo.

¿Estás preparando un ebook que venderás en La Vitrina? Muestra algún avance pequeño sin contar de qué trata. ¿Ofrecerás un taller grupal? Comparte algunas de las slides y ejercicios que tienes preparados.

No muestres el resultado de inmediato, sino que seduce a tu audiencia mostrando el camino.

2.- Hazles preguntas a tus seguidores

Si ya tienes una base de seguidores fijos en tus redes sociales, dales un foco prioritario: muchas veces es más importante retener a los clientes que ya tienes que ir a buscar nuevos prospectos.

Habla directamente con ellos: a todos nos gusta interactuar con las personas que seguimos. Pregúntales de qué les gustaría aprender, cuáles son sus necesidades, qué dudas tienen sobre la especialidad que tú dominas.

Incluso las preguntas más banales pueden ser material para tu investigación: ¿qué hacen en su tiempo libre?, ¿tienen hijos?, ¿qué redes sociales consumen?

Dales esa oportunidad de responder y aportar.

3.- Llena con emociones tu contenido

Supongamos que tienes la cabeza llena de ideas. Sabes perfectamente qué publicar en tu Instagram, Twitter y Linkedin. Conoces los formatos y lo que funciona en cada una de estas plataformas.

Sin embargo, al momento de sentarte a crear el contenido y publicar, te das cuenta que suenas neutral y plano. Sin ningún tipo de sabor extra. 

Como con cualquier mensaje, la forma es tan importante como el fondo, y en las redes sociales esta no es la excepción. 

Antes de publicar, pregúntate cuál es la emoción que quieres transmitir. ¿Este será un video donde interpelas a tus seguidores para que se hagan cargo de su salud mental?, ¿o lo harás desde una perspectiva más empática?, ¿o te mostrarás vulnerable compartiendo tu propia experiencia?

Los profesionales independientes tienen la ventaja de poder mostrarse de manera más humana y personalizada que los profesionales que trabajan bajo el nombre de alguna empresa. 

Utiliza esa ventaja y haz que las emociones fluyan a través de la pantalla.

4.- No tengas miedo de etiquetar a otras personas

Las redes sociales están creadas para que colabores. Ya sea en TikTok o LinkedIn, la posibilidad de etiquetar a colegas siempre va a estar disponible. 

Esto es particularmente útil no sólo para crear redes sino que para aumentar el alcance de tus publicaciones, generar una mayor interacción y mejores resultados.

También sirve mucho si logras ganarte la atención de uno o varios influencers para que confíen en ti y puedan darte retuits, publicar de manera colaborativa en Instagram, compartirte en LinkedIn, o incluso hacer lives para que aumenten sus números de seguidores.

No te desesperes si no lo logras. La colaboración ayuda mucho, pero no tiene por qué ser indispensable para tu estrategia de marketing. Comienza de a poco e irás creciendo paso a paso.

Además, en las redes sociales de Encuadrado estamos constantemente destacando a profesionales que se atreven a dar el primer paso de etiquetarnos para que los demos a conocer y ganarse un espacio que podría llevarles clientes potenciales.

Asegúrate de seguirnos y también de participar en nuestra comunidad de profesionales independientes en WhatsApp.

5.- Cuidado con los concursos y sorteos

Esta puede ser una trampa común entre quienes quieren lanzarse a hacer marketing de contenidos.

Ofrecer muestras gratis de tus servicios y productos es una buena forma de generar sentido de la urgencia, de apurar las conversiones entre tus seguidores, pero también debe ir de la mano con un cuidado sentido financiero.

Ten la seguridad de que puedes entregar ese servicio gratuito sin estresar demasiado tu billetera.

Considera además el gasto energético y creativo de tener que generar una dinámica que implique interacciones y llame la atención de un número importante de seguidores.

6.- Promueve la permanencia: no ofreces un servicio, sino una comunidad

En nuestro blog encontrarás muchos tips técnicos sobre cómo vender tus servicios, pero uno de los consejos más importantes es más humano que técnico.

Cuando eres un profesional independiente que utiliza las redes sociales, no estás promocionándote de manera vertical como si fueras un anticuado producto publicitario. 

Lo que realmente estás haciendo es rodearte de un círculo que confía en ti.

Los mejores resultados tienen que ver con eso: conoce en profundidad a tus seguidores y hazlos sentir parte de un grupo de gente que comparte una visión en común, que son algo más que un “cliente ideal” o “buyer persona”.

¿Por qué alguien seguiría a un nutricionista en Instagram?, ¿o a un psicólogo? 

La respuesta a esa pregunta puede entregarte las primeras pistas para establecer tu comunidad.

7.- Calidad sobre todo: crea contenido de valor informativo y visual

Vivimos en una época de saturación de contenidos, tanto contenido visual como escrito.

Internet está lleno de tutoriales, videos cortos, infografías, solicitudes de “Me gusta”... Por lo que destacarse no es sencillo. 

Para plantear temas atractivos no tengas miedo de dejar volar tu imaginación. No te limites a compartir frases o fotos sólo porque sí. Elige los mejores recursos que tengas a tu disposición y piensa en el valor que le estás entregando a tus nuevos clientes.

Eso sí, recuerda que muchas veces el gusto puede ser algo subjetivo. Es decir, lo que a ti te resulta atractivo tal vez no funcione con otras personas.

Si la creatividad no es lo tuyo, asesorarte con mentores y consultores de confianza siempre es una posibilidad.

8.- Monitorea las mejores horas para publicar

Probablemente la pregunta más común entre quienes quieren triunfar en el mundo del Social Media: ¿a qué hora es mejor publicar?

La verdad es que no hay una respuesta correcta, ya que cada público y creador tiene sus propios hábitos y ritmos. Si la mayoría de tus seguidores están activos en la noche, no tiene sentido que publiques durante el día. 

Sé que esto puede complicarte, ya que como profesional independiente querrás tener control sobre tu tiempo y no estar atado al trabajo extra que significa el marketing.

Por suerte, la tecnología tiene todas las respuestas: aplicaciones como Later o Hootsuite te permiten programar y manejar varias cuentas de redes sociales al mismo tiempo. 

9.- La importancia de los hashtags populares y las palabras clave

Otro campo minado en el que debes tener cuidado. 

Hay muchos creadores de contenido que usan hashtags sólo por usarlos. Tú no quieres estar entre ellos.

Tienes que pensar los hashtags y palabras claves como “anclas” que sostienen tu contenido y le dan contexto dentro del océano de información que es Internet. No quieres confundir a los buscadores, quieres ayudarlos a que les sea más fácil encontrarte.

Haz una rápida investigación de cuáles son los más y menos usados, e incluye un surtido de palabras clave con alcance alto, medio y bajo para abarcar diferentes campos posibles. 

Analiza si los hashtags que estás usando resuenan con tu tipo de contenido, y también cuántos se recomienda usar en cada plataforma. 

Si quieres ir un poco más allá, investiga lo básico sobre SEO (Search Engine Optimization). Te aseguro que aunque no lo apliques, te ayudará a entender mejor cómo funciona la disputa por la visibilidad en la Red.

Roberto Rubio
Comunidad