¿Cómo hacer networking siendo profesional independiente?

Roberto Rubio
15/11/2022

Para hacer networking como independiente debes hacer un ejercicio honesto de evaluación interna y externa: ¿qué es lo que tienes y qué es lo que buscas?

Si decidiste tomar el camino del independiente, quizás estés extrañando el contacto humano en tu día a día: 

  • Compartir con tus colegas
  • Ampliar tus círculos
  • Conocer nuevas formas de solucionar problemas
  • Ayudar y que te ayuden

Todas esas interacciones profesionales a las que llamamos networking, se pierden cuando trabajamos de manera independiente. O, al menos, disminuyen considerablemente.

¡Pero esto no tiene por qué ser así! 

Ya que en Encuadrado nos especializamos en ayudar a profesionales independientes a crecer (por ejemplo con EnCírculo, espacio para compartir ideas liderado por la psicóloga Betania Cohen), te queremos compartir algunas estrategias de networking para que tus redes de contacto no decaigan y puedas seguir expandiendo tus herramientas y conocimientos.

¿Qué es el networking?

Primero que todo hay que entender que el networking es un estilo de vida, no una tarea esporádica que cumplimos por obligación. 

Hacer networking es asegurarse de tener espacio para conocer personas y también estar abierto a que te conozcan. Así podremos nutrirnos de manera constante y lograr esas metas y objetivos que se vuelven muy difíciles de alcanzar sólo por uno mismo.

Por supuesto, esto implica tener una actitud e intenciones positivas. Si quieres conocer a otros como tú, debes ser generosa con tu energía, tu atención y tus conocimientos. 

También hay que tener en cuenta que el networking es algo que no ocurre por casualidad, sino que es algo que se busca y se provoca: 

  • ¿Qué quiero lograr?
  • ¿Por qué necesito a más personas a mi alrededor para lograrlo?
  • ¿A quiénes debería buscar y cómo puedo ayudarlos de vuelta? 

Responde esas preguntas y estarás varios pasos más cerca de hacer un networking tan efectivo como profesional.

¿Por qué hacer networking siendo profesional independiente?

Pero tal vez te estés preguntando, ¿por qué debería hacer networking si ya me independicé, ya conozco gente, ya tengo mis pacientes estables?

Es completamente válido mantenerse cómodo con lo que ya se tiene, pero también arriesgado. Cuando vivimos en un mundo en constantes transformaciones como el nuestro, la comodidad puede volverse un obstáculo.

Además, los objetivos profesionales son difíciles de alcanzar a cabalidad: siempre habrá un horizonte nuevo al que aspirar, una nueva área por explorar, un nuevo interés que satisfacer.

En este sentido, la respuesta al por qué hacer networking va a ser siempre personal y debe estar alineada con tus objetivos de vida. Para saber por qué hacer networking es necesario realizar un ejercicio honesto de evaluación interna y externa para saber

  • Qué es lo que tienes 
  • Qué te falta
  • Qué te apasiona 
  • La meta que quieres alcanzar

Te recomendamos escribir en papel –sí, en papel, para sentirlo real– esas preguntas, y luego responderlas de la forma más específica posible.  

Tips y estrategias para un networking efectivo

Buena parte del networking es hablar. Pero es un error pensar que juntarse con alguien a hablar de cualquier cosa es networking. 

El networking requiere planificación, ejecución y, sobre todo, una mente abierta frente a los nuevos mundos que vas a descubrir. Revisa estos tips con detención y luego evalúa qué es lo que puedes mejorar:

Participa en actividades que te conecten con personas 

No dejes al azar dónde vas a pasar tu tiempo. Buscar actividades de forma dirigida es fundamental para hacer crecer tu red de contactos. 

Explora temas, empresas o líderes de opinión en LinkedIn que te interesen y revisa si organizan encuentros en vivo (también puede ser online). Los grupos de Facebook también pueden ser tus aliados. 

Procura elegir actividades donde haya una actividad que involucre interacción: no es lo mismo ir a ver una película que ir ver una película que además conlleva un conversatorio posterior.

No te hagas el interesante, interésate por los demás

Probablemente estés ansiosa por contar tu historia, mostrar en lo que estás trabajando y pedir ayuda en lo que te falta, pero la clave de un buen networking es que debe ser recíproco. 

Muchas veces importa más el preguntar la historia de los demás que lanzarte con tu discurso. Descubre qué preocupa y entusiasma a los demás para comenzar a generar un círculo virtuoso de generosidad.

Conócete a ti mismo: ¿qué tipo de networker eres?

Si eres extrovertido, está bien. Si eres introvertido, también.

No intentes hacerte pasar por alguien que no eres para hacer networking. Si eres introvertido, utiliza eso a tu favor: observa, piensa y reflexiona antes de tomar cualquier decisión. Si eres extrovertido, conoce tus límites: a nadie le gusta alguien que habla y habla y habla sin parar.

Encuentra tu manera de romper el hielo

¿Cómo te vas a presentar?

La mayoría de las veces la mejor forma de iniciar una conversación es simplemente iniciándola. Saluda a un desconocido, pregúntale qué lo trae hasta acá y qué busca. Las preguntas triviales suelen tener respuestas triviales, así que mejor opta por ir directo a lo concreto y profundo.

También puedes ofrecerte directamente: “¿no te hace falta alguien que…?”, o “¿no conoces a alguien que necesite…?”.

Sé fácil de recordar

Tener un diferenciador hará más fácil que tus colegas te recuerden y puedan volver a buscarte.

Aunque las tarjetas de presentación pueden parecer un poco anticuadas, son un buen anclaje físico de tu nombre y servicios. También lo son las historias honestas y vulnerables: contar algo personal que te pasó puede ser valorado como un signo de confianza para tus colegas -sólo intenta no ser muy intensa-.

Prepara tu agenda

Si vas a un evento, lleva definidos de antemano tus objetivos

  • ¿Qué respuestas estás buscando?
  • ¿A quién quieres conocer?
  • ¿Qué ideas vas a probar?

Si se trata de un evento en persona, intenta llegar algunos minutos antes para hacer un reconocimiento del lugar y ofrecer ayuda si es que se necesita. No te quedes parada en una esquina, sino que busca dónde están ocurriendo las conversaciones.

Recuerda tomar notas y enviar mensajes después del evento a las personas que conociste.

El networking debe ser constante: no olvides actualizar tus relaciones

Luego de que te hayas lanzado a tus primeras experiencias de networking y hayas conocido a un montón de personas, es necesario ordenar las conversaciones que tuviste y en qué quedaron: ¿se comprometieron a hablar en unas semanas?, o ¿te dijo que estará de viaje durante un tiempo?.

Si eres fanático de la organización, también puedes usar un rastreador de relaciones personales como Fabriq para mantener en orden tus contactos. 

Darle seguimiento a tus relaciones para mantenerlas vivas es un paso más avanzado en el arte del networking, pero con el suficiente esfuerzo y constancia estamos seguros que podrás transformarte en un independiente lleno de conexiones valiosas. 

En Encuadrado estamos muy pendientes de que nuestra comunidad de profesionales independientes se conozcan entre sí y puedan triunfar. Por eso, te invitamos a unirte a nuestro grupo de Facebook para conocer a otros que están en tu mismo camino.

Comparte este post
Escrito por
Roberto Rubio
Blog

Al cuadrado2

Donde el profesional independiente aprende y queda más preparado.

Suscríbete y se parte de la fórmula ganadora 🧪!

Gracias! Tu suscripción ha sido recibída!
Oops! Something went wrong while submitting the form.