Home
Blog
Qué son los OKR u objetivos y resultados clave: aprende cómo manejarlos

Qué son los OKR u objetivos y resultados clave: aprende cómo manejarlos

Conoce de qué se tratan cómo planificarlos y revisa las sugerencias que te dejamos para lograr lo que te propones (aunque suene difícil).

Qué son los OKR u objetivos y resultados clave: aprende cómo manejarlos
Javiera Garrido
People Manager
Contributors

Si hay algo que tenemos claro en Encuadrado, es nuestra misión de que todo profesional pueda independizarse, crecer y triunfar. Eso significa que cada tarea o proyecto que iniciemos, tiene que estar enfocado en mover la aguja para acercarnos a esa meta final.

Una frase conocida de Bill Hewlett - cofundador de HP- y replicada por muchos, dice que las empresas mueren por comer mucho, no por hambre. La metáfora fue una advertencia ante el enorme crecimiento y ambición que estaban teniendo en el momento, pero que se ha ido haciendo cada vez más cierta y aplicable en el mundo startup.

Cuando abundan los recursos, se cree erróneamente que se solucionaron todos los problemas al poder contratar más gente y avanzar más rápido. Aumenta la confianza, se pierde el miedo y el foco en lo importante.

¿Por donde partir? Fácil: por los OKR

Empresas de todo tipo y tamaño trabajan con este enfoque, quizás hasta sabes que Google fue una de las primeras. En Encuadrado también los usamos, por lo que te compartimos un poco de nuestra experiencia para que si aun no lo haces, sepas cómo aplicarlos para ti.

Lo primero que debes saber es qué es OKR: es una sigla que hace referencia a “Objectives & Key Results”, es decir, objetivos y resultados claves. La idea principal es establecer objetivos lo suficientemente ambiciosos y alcanzables para una empresa, equipo o individuo, a la vez que se definen métricas concretas por cada uno, las que ayudarán a medir el progreso.

Algunos principios básicos a la hora de definir OKR’s son:

  1. Simplicidad: deben ser fáciles de entender para todos los involucrados, que sean claros y concisos es clave para que no haya confusión respecto a lo que se está tratando de lograr.
  2. Prioridad: esto ayudará a evitar que los esfuerzos y recursos se utilicen de mala manera, ya que se mantendrá el foco en unas pocas metas pero que generarán mucho impacto. Es por eso que antes de definirlos, se debe asegurar que estén alineados con la estrategia general, buscando priorizar lo más importante en el momento.
  3. Ambición: los objetivos deben ser desafiantes y significativos, para poder motivar a las personas a superarse y esforzarse al maximo para alcanzarlos. Esto fomentará una sensación de logro, lo que ayudará a impulsar un enfoque de innovación. En todo momento se debe tener en cuenta la realidad, para garantizar que el objetivo se alcance al menos en un 70%.
  4. Medible: si los resultados no se pueden respaldar en datos, los objetivos no se pueden medir y por tanto no se puede saber con certeza cuánto fue realmente el progreso. Al tener una base sólida, se pueden tomar decisiones informadas.
  5. Transparencia: independiente de si los OKR’s son de la organización, equipo o de algún individuo, deberían ser públicos y compartidos. Esto ayuda a crear un ambiente de colaboración, donde todos los participantes están alineados y ven como su trabajo contribuye al logro de los objetivos. Esto también ayuda a promover el ownership de cada uno, ya que todos pueden ver los resultados.

¿Cómo se lleva a cabo?

Idealmente antes de iniciar un nuevo año, la empresa debería tener una instancia de planificación estratégica para definir los OKRs para el siguiente período. Luego trimestralmente, cada líder de área tiene la responsabilidad de determinar las prioridades en las que estará trabajando su equipo. Finalmente, en una instancia de uno a uno el líder y cada miembro de su área debería fijar en qué estará trabajando la persona para contribuir al logro de los OKR de su equipo, y por tanto, de la organización.

Simplifícate

Teniendo lo anterior se hace fácil planificar la semana, con sus tareas y actividades. Cada lunes puedes comenzar por revisar los objetivos en los que estás trabajando, para priorizar en función de la importancia y contribución que van a tener en el logro de la meta final.

Te recomendamos que hagas seguimiento del progreso y que actualices periódicamente las métricas para saber cómo vas. Recuerda que la consistencia y alineación son claves para lograrlo.

Javiera Garrido

People Manager

Biografía

Psicóloga organizacional, potterhead (de Ravenclaw) y fanática de los perros.

Al Cuadrado2, el blog de Encuadrado

El lugar donde el profesional independiente viene a aprender y prepararse. Inscríbete aquí para recibir un resumen semanal, invitaciones a eventos y más.
We care about your data in our privacy policy.
¡Listo! 🎉 Gracias por suscribirte al newsletter
Algo salió mal. Por favor intenta de nuevo

Prueba Encuadrado y todas sus funcionalidades hoy

Crea tu consulta independiente hoy