Tolerancia a la Frustración

Autor:
Thomas Maremaa
Tabla de contenidos
Suscríbete al blog
Gracias por suscribirte!
Oops! Something went wrong while submitting the form.

Creo que el consejo más importante que le puedo dar a los profesionales independizándose es:

“Sigue intentándolo”

Vivimos en un mundo acelerado que premia la eficiencia constante y la efectividad instantánea. Pero adivinen qué:

¡Así no es el mundo real, aunque aparente serlo!

La realidad es que los proyectos requieren un tiempo para su materialización, así como las plantas tienen un proceso de crecimiento, igualmente nuestros sueños requieren:

  • Tiempo de gestación/creación
  • Tiempo de nutrición/planificación
  • Tiempo de crecimiento/elaboración
  • Tiempo de florecimiento/puesta en escena
  • Tiempo de fructificación/lograr lo ideado y recibir la ganancia de ello

El tema es que queremos tener la idea y al instante queremos que esté concretada y tener las ganancias de ellas, ¡Como si el camino para lograrlo no fuese realmente importante!

Constantemente se nos olvida que el camino es parte del viaje y no sólo lo es el destino.

Es por ello que nos perdemos en la frustración constante por no llegar a la meta, y luego a la otra meta y a la otra. Porque nuestro ego y nuestra sociedad está inspirada en alcanzar algo que no tenemos y en el apuro de conseguir todo Aquí y Ahora, que olvidamos que el camino es parte del destino y no lo estamos disfrutando.

Por lo tanto, lo primero es aceptar que ser independientes requiere tiempo, paciencia, organización y tolerancia a la frustración, y que a la vez nos traerá una hermosa satisfacción al recoger los frutos nacidos de nuestro propio esfuerzo y creación.

Entonces, si aceptamos que todo tiene un proceso, ¿Qué tal si nos permitimos equivocarnos?

Estamos súper acostumbrados a exigirnos hacer las cosas perfectas a la primera y a castigarnos duramente si no lo logramos.

El tema es que para ser independientes necesitamos aprender de muchas áreas diferentes porque depende de nosotros…bueno ¡todo!

Entonces por qué torturarnos cada vez que algo no sale perfecto, qué tal si nos damos el regalo de darnos el tiempo necesario para aprender o nos permitimos pedir ayuda cuando lo necesitemos.

En otras palabras: Seguimos siendo humanos, aunque nuestra empresa, proyecto, trabajo, dependa solo de nosotr@s.

Si aceptamos que requiere un proceso, aceptamos que no somos perfectos, nos damos el tiempo de aprender y el permiso de equivocarnos, ¿Qué tal si nos regalamos el permiso de divertirnos en el camino?

Para ello nos aconsejo:

  • Sentir que cada paso que realizo para llegar a la meta es importante y tiene un aprendizaje en sí mismo.
  • Comprender que nuestro máximo siempre cambia y que un día que esté sana no voy a rendir lo mismo que un día enferma o cansada. Por ello, pedirnos de manera realista.
  • Aprender a reconocer cuál es mi ritmo y no exigirnos el de otros por compararnos con lo que otros de nuestra edad o cercanos han alcanzado, porque nos llenamos de trabas mentales que más que inspirarnos, conspiran en nuestra contra.
  • Elaborar las ideas y realizar cada acción desde el corazón y la mente en conjunto, para que podamos gozarlo y a la vez se concrete en algo práctico.
  • Agradecernos por nuestro esfuerzo y reconocer lo realizado.

Es un regalo el hecho de permitirnos soñar y dar al mundo lo que existe en nuestro interior, simplemente hagámoslo de manera más amorosa con nosotros y con todo lo que acompaña ese camino, para que se manifieste con toda la felicidad que se merece el esfuerzo que hacemos cada día por lograrlo.

Con Amor,

Lorena Paz

Psicóloga y Canalizadora Espiritual

www.psicologiaysanacion.com

--


Sigue a Lore en sus redes

Web

Instagram

Encuadrado


Prueba 30 días gratis sin tarjeta

Prueba 30 días gratis
4.80/5
Más de 1.000+ usan nuestra plataforma
Prueba ahora!
30 días Gratis
Todas las Consultas or Videollamada que necesites
No tienes que incluir ninguna Tarjeta para probar Encuadrado